Claves para solicitar una hipoteca

lunes, 5 de febrero de 2018

La solicitud de préstamos hipotecarios ha subido hasta octubre del 2017 un 8’2% frente al mismo mes del 2016, según el último dato publicado por el Instituto Nacional de Estadística el pasado mes de diciembre. Además, nuestros datos sobre el precio de la vivienda del 2017 nos indican que los precios a nivel nacional se empiezan a recuperar, aunque no a la misma velocidad ni de forma homogénea en todas las zonas de España. Pero la evolución experimentada indica que la recuperación irá llegando paulatinamente a los diferentes lugares.

Según esto, muchos expertos señalan que este puede ser un buen momento para comprar una vivienda. Si te estás planteando comprar una casa y necesitas solicitar una hipoteca te damos una serie de consejos que te ayudarán a que hagas la mejor elección:  

-       Conviértete en un experto hipotecario: Antes de nada infórmate y aclara cualquier duda que tengas, ya que deberás entender perfectamente las condiciones y cláusulas del acuerdo que firmes. Para ello es fundamental que te familiarices con algunos de los términos claves que encontrarás en la información que te ofrecerán las entidades bancarias:

o  TIN o Tipo de Interés Nominal: Es el precio que cobran los bancos por prestar dinero.

o  TAE o Tasa Anual Equivalente: Es el tipo de interés para el coste efectivo de un préstamo durante un periodo específico.

o  Euríbor: Es un índice que indica el tipo de interés promedio al que las principales entidades financieras europeas se prestan dinero entre ellas.

-       Compara: Solicita información a diferentes entidades bancarias y compara las condiciones antes de decidirte.  Es importante que te informes bien de los requisitos que te exigirán para concederte la hipoteca, y asegurarte de que los cumples, normalmente suelen ser:

o  Poseer ingresos fijos.

o  Pagar la entrada del piso, lo que supone un 20% del precio de tasación de la vivienda. Consulta el precio de la vivienda que quieres gratis y en un clic

o  Domiciliación de la nómina y/o contratación de algún producto vinculado.

En función de esta información deberás buscar la hipoteca que mejor se ajuste a tu situación económica y laboral, ahorros y capacidad para hacer frente a los pagos periódicos, en ese sentido las entidades financieras recomiendas que la cuota de endeudamiento que asumamos nos supere el 35% de nuestros ingresos netos. Los elementos básicos que debes tener en cuenta en la comparación son:

o  El tipo de interés que aplique cada entidad.

o  El plazo de devolución que establecen.

o  Las comisiones que exigen.

o  Las posibles vinculaciones accesorias  como domiciliación de cuentas y recibos, tipos de seguro que conlleva, avales que exijan, facilidades de pago, concesiones por retraso, etc.

-       Negocia: Las hipotecas no son productos de precio cerrado y siempre debes intentar conseguir mejores condiciones sobre lo que te ofrezcan: comisiones, vinculación, interés aplicado, etc. Con las condiciones de las diferentes hipotecas podrás elaborar una lista de pros y contras de cada una de ella para ver cuál se adapta mejor a tus necesidades y será una herramienta muy útil para utilizar en la negociación.

 

Si estás pensando en comprar una vivienda consulta Pasos para comprar una vivienda

¿Quieres conocer el precio de cualquier vivienda? Visita nuestro buscador.
Compartir

DESTACADOS