Y ahora ¿cómo vendo o compro?

PRECIOVIVIENDAS TE AYUDA A CONOCER LO MÁS IMPORTANTE A TENER EN CUENTA EN LA COMPRA O VENTA DE TU VIVIENDA.

CON UNA AGENCIA TRADICIONAL

Son especialistas y saben cómo conseguir el mayor precio: Ellos perciben cuestiones y tienen en cuenta aspectos a la hora de vender una vivienda que harán que el proceso sea más rentable y efectivo para ti.

Saben negociar, lo hacen cada día, conseguirán el mejor precio por tu vivienda: La negociación es una parte fundamental del trabajo del agente inmobiliario, y toda la información y conocimiento del que disponen es garantía de que alcanzarán el mejor trato posible para ti y tus intereses.

Tienen medios y herramientas para promocionar tu vivienda: Cuentan con sus propios espacios y recursos para publicitar las viviendas así como su propia cartera de potenciales clientes, lo que se traducirá en un proceso más rápido y eficiente.

Ahorraras tiempo y esfuerzo: Contar con un experto inmobiliario te hará ganar mucho tiempo, o más bien, no lo perderás en llamadas a deshoras, en visitas inútiles, en negociaciones baldías, y en clientes que realmente no tienen posibilidad de adquirir tu vivienda.

Les interesa vender la vivienda: Debido a que cobran una comisión sobre el precio de venta, su mayor interés es venderlo y obtener el precio más alto posible.

Busca el valor de tu vivienda y contacta con una agencia colaboradora de tu zona para que te ayude.

CON UNA AGENCIA ONLINE

Denominadas el low-cost de los servicios inmobiliarios, son un nuevo modelo porque pagas una tarifa fija, en torno a los 300 y 900 euros, independientemente del valor de tu vivienda, por lo que ahorras la comisión por la venta.

Incluye una serie de servicios como la publicación del anuncio en portales inmobiliarios, dossier de venta, evaluación de compradores, etc…

Si quieres conocer más, contacta con nuestro colaborador Housell.

POR TI MISMO

Los portales inmobiliarios en Internet serán tu mejor herramienta, aunque probablemente tu anuncio se perderá en una marabunta de pisos en venta. Será el momento de sacarle partido a las buenas fotos que has realizado, acompañándolas de una buena descripción, tanto de la vivienda como del entorno. Deberás estar preparado y con la mejor actitud para recibir y atender las llamadas y visitas que vayan surgiendo, mostrarte disponible y ajustarte a las necesidades de los posibles compradores, así como tener una actitud abierta y transparente para causar la mejor impresión.